La democracia representativa

AR$ 370.00

U$s 21.00

Cantidad:

Aunque hoy caracterizamos como democráticos a los gobiernos contemporáneos de Occidente, sus instituciones fueron designadas para contener más que para promover a la democracia. Alexis de Tocqueville retrató esta paradoja con una precisión de cirujano cuando describió a Amédrica como una sociedad democrática con una política aristocrática (léase, "republicana"). El sufragio universal no ha alterado la naturaleza no-democrática de un sistema cuyos acuerdos básicos "se han mantenido igual", habiendo emergido como un gobierno de notables elegidos por unos pocos y privilegiados votantes. La variedad de estratagemas para quitarle poder político a los pobres y aumentar el de los ricos apuntan hacia el hecho de que las democracias constitucionales de Occidente no poseen los recursos legales para bloquear las siempre cambiantes formas de influencia política creadas por las relaciones económicas y sociales.

Agradecimientos.

Introducción.

Representación y democracia.

La soberanía representativa de Rousseau.

Voluntad y juicio: la revisión kantiana.

Una nación de electores.

Thomas Payne y el perfeccionamiento de una democracia simple.

La república de ciudadanos: la democracia indirecta de Condorcet.

Conclusión.

Bibliografía.

Año: 2017
Editorial: Prometeo Libros
Páginas: 330
Peso: 400 gramos
ISBN: 987574834X
destacados
novedades