Saber, historia y discurso

AR$ 210.00

U$s 13.00

Cantidad:

¿Qué hace la historia de las ideas? Describir campechanamente lo que descubre al seguir el hilo de la progresión


temporal. Esto, objeta Foucault, es confundir la aparición de las dispersas ruinas de un templo con el templo mismo. Y, ríe de esta insuficiencia y de esta ingenuidad. Allí está la enemiga mortal de la arqueología, esa confusión que constituye el principio de la doxología. Su ámbito, la opinión, es incompatible con el ámbito de aquella, la episteme. El arqueólogo se consagrará a la reconstitución de la episteme de una época porque esta


goza de una primacía de derecho: ella es la que permite la existencia misma del conjunto incoherente de las opiniones contemporáneas. Creer lo contrario, como hace el doxólogo, creer que de la infatigable confrontación


de las opiniones surgirá la unidad inteligible, es invertir el orden de las causas y de los efectos, es cometer una


falta de lógica. Es necesario descender profundamente bajo el nivel doxológico para volver a encontrar el “basamento” arqueológico que representa sus condiciones de posibilidad.

Nota preliminar. Un positivista desesperado: Michel Foucault, por Sylvie Le Bon.

Prólogo: ¿Muerte del hombre o agotamiento del cogito?, por Georges Canguilhem.

Preguntas a Michel Foucault, por el Círculo de Epistemología de la Escuela Normal Superior (París).

Respuesta al Círculo de Epistemología, por Michel Foucault.

Coloquio sobre "Las palabras y las cosas", por B. Balan, G. Dulac, G. Marcy, J.-P. Ponthus, J. Proust, J. Stefanini y E. Verley.

Carta de Michel Foucault sobre el Coloquio.

Año: 2015
Editorial: Prometeo Libros
Páginas: 156
Peso: 400 gramos
ISBN: 9875746959
destacados
novedades