La carne de lo social

AR$ 280.00

U$s 14.00

Cantidad:

La democracia moderna es un enigma. Habiendo nacido de la separación de lo teológico y lo político ésta ha puesto a la sociedad cara a cara con su propia institución. En órdenes teológico-políticos, las sociedades dan por presupuesta su propia existencia, se ven a sí mismas como una unidad garantizada por la mirada exterior y objetivante de Dios. Las democracias modernas, en cambio, confrontan la ambigüedad propia de los seres que son en parte el resultado de su propia y permanente auto-institución, entidades que se manifiestan ante su propia mirada, entidades que no son sólo objetos ante otros sino que son a la vez sujeto y objeto de sí mismas, entidades que ven, se ven y son vistas. Las democracias modernas son seres bidimensionales, reversibles, videntes visibles. Seres que, como decía Maurice Merleau-Ponty de todo aquello que no es ni materialidad inerte ni etérea espiritualidad, ni pura positividad ni pura negatividad, son carne. Al dejar de ser un objeto heterónomamente constituido, el cuerpo político deviene entonces carne auto-configurada.

Introducción: El advenimiento de lo democrático-político.

1.- Una genealogía del enigma de la democracia.

2.- Acción política y lo democrático-político.

Conclusión: La fragilidad y el déficit institucional de lo democrático-político.

Bibliografía.

Año: 2009
Editorial: Prometeo Libros
Páginas: 230
Peso: 400 gramos
ISBN: 9875742449
destacados
novedades